Una forma de ver a los intangibles es considerarlos como cosas sin valor. El know how de un gerente de una empresa, la creatividad de un artista, el saber de un ingeniero, la sabiduría de un maestro, y el talento de cualquier persona cuyo producto sea conocimiento en estado puro, sin algo tocable. Este video muestra de una manera agridulce qué pasaría si fuéramos por la vida exigiendo a personas que venden cosas tangibles, lo mismo que les exigimos a muchas que viven de lo que no se puede tocar.